Tito Vilanova, una vida ligada al Barça

Fue el entrenador de la Lliga de los 100 puntos, la máxima puntuación de la historia conseguida por el FC Barcelona.

Formado en La Masía, Vilanova formó parte del mejor equipo azulgrana que se recuerda.

El barcelonismo ha recibido hoy uno de los golpes más duros de su historia, una noticia que ha conmocionado a todo el mundo del fútbol y del deporte en todas partes. Francesc ‘Tito’ Vilanova i Bayó (Bellcaire d’Empordà, 17/09/1968 – Barcelona 25/04/2014), un hombre querido y admirado por todos, nos ha dejado a la edad de 45 años, después de no poder superar la enfermedad que, el pasado mes de julio, le obligó a dejar el banquillo del primer equipo.

Tito Vilanova, el técnico que dirigió el equipo de la mejor Liga del FC Barcelona, la Liga de los 100 puntos de la temporada 2012 /13, y que como segundo entrenador formó parte del mejor Barça que se recuerda, ha dejado una huella imborrable en aquellos que lo conocieron de cerca y en los aficionados que admiraron sus virtudes como entrenador y su lucha personal en los últimos años de su vida.

El presidente Josep Maria Bartomeu ha expresado sus condolencias, compartido con toda la Junta Directiva, a través de las redes sociales: “Tito Vilanova, un referente humano y un referente futbolístico. Gracias por todo lo que nos has enseñado. Descanse en paz.”

El FC Barcelona ofrece todo su apoyo incondicional a la familia de Tito Vilanova, su esposa Montse y sus hijos Carlota y Adrià, jugador de las categorías inferiores del Club en el equipo Juvenil B.
El Barça como referente

Vilanova, como técnico y como persona, era valiente, honesto, trabajador incansable, perfeccionista, metódico, pragmático, intuitivo y muy fiel al Club y a él mismo, tal como lo definieron los que fueron sus grandes amigos, compañeros de adolescencia y de vestuario, Jordi Roura y Aureli Altimira.

Tito Vilanova comenzó el vínculo con el Club de su vida cuando tenía 15 años y pasó las pruebas para incorporarse al equipo juvenil azulgrana la temporada 1984/85, procedente de la UE Figueres.

Tenía 16 años recién cumplidos cuando pisó la Masia por primera vez y allí vivió como residente hasta el 30 de junio de 1989. En la Masia se forjó la amistad con Guardiola, Jordi Roura y Aureli Altimira, con quien años después compartió éxitos y alegrías como entrenadores en el Barça.

‘El Marqués’, como se le conocía en aquella época, fue un centrocampista alto y espigado, muy bueno técnicamente, que tiraba muy bien las faltas y con una buena visión de juego. Como jugador del Barça, Tito disputó dos amistosos con el primer equipo en 1989 y posteriormente jugó en el Figueres, el Celta, el Badajoz, el Mallorca, el Lleida, el Elche y finalmente en la Gramenet, donde se retiró como futbolista.

Como entrenador, Vilanova destacó por ser un técnico analítico, cerebral, observador y de gestos contenidos. Un genio de la estrategia, consideran los técnicos que trabajaron a su lado. Su puesta en escena en la banda se ajustaba perfectamente a su personalidad.

Comenzó su carrera como entrenador en el FC Barcelona a mediados de la temporada 2001/02 dirigiendo al Cadete B, equipo donde entonces jugaban Gerard Piqué, Cesc Fábregas y Leo Messi. Más tarde entrenó al Palafrugell, el Figueres y el Terrassa.

Se reincorporó a la disciplina azulgrana la temporada 2007 /08 como ayudante de Guardiola en la dirección técnica del Barça Atlètic, con el cual subieron de Tercera División a Segunda División B.

El año siguiente, el tándem Guardiola-Tito se hizo cargo del primer equipo azulgrana, con el que ganaron un total de catorce títulos en cuatro años. Aquel equipo entró en los anales de la historia del fútbol mundial en el año 2009 con la consecución de los seis títulos en juego: Champions, Liga española, Copa del Rey, Supercopa de Europa, Supercopa de España y Mundial de Clubes.
Máximo responsable del primer equipo

El 27 de abril de 2012 Tito Vilanova fue nombrado nuevo entrenador del FC Barcelona para la temporada siguiente, en sustitución de Pep Guardiola, que abandonó el cargo voluntariamente. Fue la apuesta del director deportivo Andoni Zubizarreta para hacer la transición en el banquillo y preservar el modelo futbolístico que caracteriza al Club, con apoyo incondicional del entonces presidente Sandro Rosell y el resto de la Junta Directiva.

Los resultados confirmaron esta apuesta por la excelencia futbolística, con la inolvidable Liga de los 100 puntos, que se podría calificar como la Liga perfecta, una competición en la que el dominio azulgrana fue abrumador, con el Barça líder desde la primera jornada hasta la última. Los 100 puntos conseguidos de 114 posibles igualaban el récord absoluto de puntuación en la Liga del Real Madrid el curso 2011/12. Además, el equipo barcelonista estableció un nuevo récord goleador particular, con 115 goles en 38 jornadas, consiguiendo marcar como mínimo un gol en cada partido.

Un total de 32 victorias, cuatro empates y sólo dos derrotas, con 15 puntos de diferencia sobre el segundo clasificado, el Real Madrid, son unos datos suficientemente significativos que definen de la mejor manera posible la tarea de Tito Vilanova al frente del FC Barcelona la temporada 2012/13. La 22ª Liga, la de Tito y Abidal, siempre será recordada. Además, el equipo llegó a las semifinales de la Champions y de la Copa del Rey, pero no pudo clasificarse para disputar las respectivas finales.

El éxito y el reconocimiento llegaron también en forma de premios individuales. Fue elegido mejor entrenador del 2013 por los diarios ‘Marca’ y ‘Mundo Deportivo’. El ex entrenador del Bayern de Munich, Jupp Heynckes, fue el encargado de entregar el premio en la gran gala del diario deportivo catalá , que recogió Zubizarreta. En su discurso, Heynckes tuvo palabras muy emotivas de reconocimiento hacia Tito Vilanova: “Con Tito el equipo ha hecho un juego fantástico, como otros años. Tito es un gran estratega de fútbol. Muy trabajador, reservado y valiente, que tiene una relación directa y fluida con los jugadores. Tiene un sentido positivo de los valores humanos. Su ejemplo no sólo está dirigido al mundo del deporte, sino al mundo en general, con elegancia. Te deseamos la suerte que mereces. Eres un campeón del deporte y de la vida.”

Desgraciadamente, la enfermedad que se anunció el 22 de noviembre de 2011 truncó su sueño de seguir dirigiendo al equipo de su vida. No le dejó dedicarse completamente a su labor durante la temporada 2012/13 y a principios del curso siguiente fue el motivo que le impulsó a dejar el cargo de entrenador barcelonista, como se anunció el 19 de julio de 2013.

El Barça siempre lo tendrá en su memoria y en su historia. Siempre eterno.

Descanse en paz.