Chile objeta competencia de la CIJ sobre demanda de Bolivia por una salida al mar

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, en un mensaje a la nación, anunció que Chile objetará la competencia de la Corte Internacional de la Haya (CIJ) para dirimir sobre una demanda hecha por Bolivia, de una salida soberana al mar a través de territorio chileno.

Para ello, dijo la presidenta, ya se encuentra reunido en París un equipo de abogados, el Agente y co-Agente del caso, bajo la dirección del canciller Heraldo Muñoz, revisando los detalles finales del documento (Objeciones Preliminares a la jurisdicción de la CIJ) que se presentará la indicada corte.

El tenor de dicho documento es confidencial, al menos en esta etapa. Podrá salir a la luz pública con ocasión de los alegatos orales.

Bachelet afirmó que la decisión de objetar la competencia de la Corte fue debidamente estudiada y que no hubo argumento u opinión que no se haya considerado.

De manera explícita señaló la contribución y consejo de los expresidentes de la República, los presidentes de todos los partidos políticos, excancilleres, parlamentarios y numerosos expertos consultados.

Según la decisión chilena, los pilares de su decisión  están basados en la defensa “inclaudicable” de laintegridad territorial y los intereses de la nación; y en segundo lugar, la “inviolabilidad” de lostratados y estabilidad de las fronteras.

Para Chile, las fronteras con Bolivia están “definitivamente” establecidas a través del tratado de Paz y Amistad de 1904, el cual -según afirma Bachelet- ha venido siendo “respetado e implementado” por ambos países durante más de un siglo.

La presidenta chilena, sostuvo que en el marco de este acuerdo Chile ha dado el más amplio y libre derecho de tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico a Bolivia.

Pero Bolivia, como se sabe, quiere un acceso “soberano” al Pacífico, lo que implicaría que Chile ceda parte de su territorio a Bolivia. Para ello presentó una demanda ante la CIJ, el 24 de abril del 2013, a fin de que esta institución obligue a Chile a negociar dicha salida soberana.

Como trasfondo de este asunto están las secuelas dejadas por la Guerra del Pacífico, que tuvo lugar entre los años 1879 al 1883, que enfrentó a Chile contra los aliados Perú y Bolivia. Al final del conflicto, Perú perdió la provincia de Arica; y Bolivia, la puna de Atacama, que le daba acceso al mar. Los nuevos límites fronterizos fueron acordados, en principio, aún bajo el fragor de la batalla  y posteriormente en sendos tratados limítrofes, que no obstante cada cierto tiempo son objeto de repararos tanto por Perú, como por Bolivia.