Brasil-Alemania, por un cupo a la final

Para Brasil debe haber vida pos-Neymar. Ese golpe anímico sufrido por el plantel al enterarse de que su mejor jugador quedaba fuera de la Copa del Mundo por una lesión, es hoy la bandera de lucha de este equipo que ante Alemania (16:00 hb), por las semifinales, intentará dar otro paso clave rumbo al ‘hexa’. El técnico Luiz Felipe Scolari ya tiene el once en su cabeza para el choque en el Mineirao.

Mauricio Cambará – Enviado especial 

En principio no estaba definido que Brasil trabajara ayer por la mañana en su búnker de Teresópolis, porque la idea era estar desde temprano en Belo Horizonte a la espera del duelo. Sin embargo, ‘Felipao’ retrasó todo y ordenó una práctica de fútbol cerca del mediodía para él irse de inmediato en helicóptero junto al suspendido Thiago Silva, para dar la conferencia de rigor ante los medios cerca de las 18:30.

En esa práctica se anticiparon las dos variantes previstas: Dante ingresó en el lugar de Thiago Silva como central haciendo dupla con David Luiz, y Paulinho no se movió del onceno pese al retorno de Luiz Gustavo que estaba suspendido por amarillas. La decisión de mantener a Paulinho originó un movimiento de esquema con relación a lo que venía mostrando Brasil con Neymar. Del habitual 4-3-3 se pasó al 4-3-1-2 .

Brasil formaría entonces con Julio César; Dani Alves, Dante, David Luiz y Marcelo; Luiz Gustavo, Fernandinho y Paulinho; Oscar; Hulk y Fred. Luego de casi 20 minutos de práctica, el seleccionador envió a la cancha a Willian por Paulinho, a Maicon por Dani Alves y a Benard en lugar de Oscar. Todo apunta a que el primer equipo que paró será el que comenzará frente a los alemanes, que ya están en Belo Horizonte.

A propósito de los alemanes que están dirigidos por Jaochim Löw, han recalcado que les hubiera gustado que este duelo se hubiera dado en la final y no en semifinales. “Le guardanos mucho respeto a Brasil por su historia; es un choque esperado, ¿o hay algo más lindo que enfrentar al anfitrión del Mundial en el país del fútbol y encima por el pase a la final?”, se preguntó Löw tras el cierre de prácticas en Santa Cruz de Cabrália, en Bahía, donde están concentrados.

Los teutones ayer mismo se trasladaron hasta Belo Horizonte con la única preocupación de tener resfriado al zaguero Per Mertesacker. El resto del equipo está a disposición, aunque el seleccionador todavía no dio pistas del onceno inicial. Las dudas están centradas en si el capitán Philipp Lahm jugará como lateral derecho -como ante Francia- o si le cederá su lugar a Jerome Boateng para subir al medio. Y la segunda es si apostará por un centrodelantero neto (Miroslav Klose) o jugará con falso nueve.

Entretanto, en campamento brasileño, en Teresópolis, la expectativa fue enorme por el onceno inicial que paró ‘Felipao’. La presencia de Dani Alves en el primer onceno también llamó la atención, aunque después Maicon ocupó su lugar. El lateral del Barcelona fue duramente criticado en los anteriores encuentros por el pobre nivel mostrado; ante Colombia, Maicon cumplió no solo en la proyección sino ayudando en el juego aéreo, un aspecto que hoy ante los gigantes alemanes puede resultar vital.

“Alemania tiene un gran equipo, una filosofía para jugar y un entrenador excelente”, dijo David Luiz, que heredará el cintillo de capitán que deja Thiago Silva, suspendido por amarillas. En principio la CBF solicitó la anulación de la tarjeta amarilla que vio ante los colombianos, pero ayer el Comité de Disciplina se pronunció y no dio curso al pedido, porque la reacción no está enmarcada dentro de lo que establece la norma. Es por ello que a ‘Felipao’ no le quedó otra que recurrir a Dante, que además conoce bien el fútbol de Alemania.

Se tiene confianza
El volante armador, Willian, siente que puede estar en el duelo de esta tarde en el Mineirao, más allá de no haber comenzado desde el inicio en el cierre de prácticas. “Estoy preparado para ayudar al equipo, no para entrar por Neymar que tiene características distintas porque él tiene más gol, yo voy por la asistencia”, sostuvo.
Con él en cancha, Brasil no variará demasiado en su onceno. Sin él, el ‘armador’ será Óscar. El objetivo es ganar como sea. Hoy, sale el primer finalista